Grupo Junquera Marítima, más de 100 años de innovación y sostenibilidad

Fotografía grupal de las personas que componen el G. Junquera Marítima // Marta Martín Heres
Foto grupal de las personas que componen el G. Junquera Marítima // Marta Martín Heres
Miguel S. | Marta Martín | 17/06/2022 - 09:45h.

En 2018, el Grupo Junquera Marítima celebraba su centenario. Probablemente, la población asturiana relacione esta compañía con base en Gijón, con actividades relacionadas con las consignaciones, estiba y la de operador de buques. Lo cierto es que el G. Junquera es más que eso.

En los últimos años, han nacido una serie de empresas relacionadas con el Grupo como pueden ser Astur-Náutica, Asturboards, guppy o Genome4care. Para llevar a cabo todas estas actividades, el G. Junquera Marítima cuenta con una plantilla de más de 90 trabajadores y trabajadoras que le permite hacer frente a los diversos retos que le plantean día a día sus mercados.

La compañía está inmersa en un proceso de digitalización iniciado hace varios años que, como no puede ser de otra manera, debe de continuar en los siguientes. Digitalización para mejorar la eficiencia de los procesos que deben ser más competitivos y aplicada en todas las áreas de la organización: contable/financiera, laboral, administrativa, inspección técnica, consignaciones y fletamentos, avanzando también hacia la conectividad de los buques y, como reto más ambicioso, trabajar hacia una digitalización más globalizada.

Otro reto al que se enfrentan es el de la modernización de su flota, en un momento en el que existe mucha incertidumbre en torno a cuál va a ser el futuro de la propulsión de los buques, debido a los requisitos medioambientales por las emisiones de CO2, y a la cuestión del tratamiento de las aguas de lastre.

Todo ello hace que la toma de decisiones en cuanto a dicha modernización, se vuelva más compleja que en el pasado y, por eso, también se encuentran inmersos en un proyecto de innovación y desarrollo de un buque, con unas características de diseño muy novedosas, que suponen una mejora importante en cuanto a la eficiencia energética y la sostenibilidad medioambiental.

guppy, la apuesta innovadora por la movilidad sostenible

guppy, el primer servicio de carsharing de Asturias, nace en 2019 con una premisa clara: asentar un novedoso servicio de movilidad, sostenible y digital, para facilitar los desplazamientos de los usuarios, particulares y empresas, favoreciendo ciudades más ordenadas, inteligentes y sostenibles, libres de humos y ruidos.

En guppy, la sostenibilidad es el origen del proyecto y uno de sus pilares fundamentales. El servicio en sí mismo aporta una forma de moverse con cero impacto a nivel de emisiones y ruidos en las ciudades, pero no solo eso, sino que la energía consumida por sus flotas es 100% renovable con certificado de origen y, además, más de la mitad de esta, generada en las propias instalaciones fotovoltaicas, inversión también del Grupo Junquera.

Además, guppy tiene la ambición de conectar España, permitiendo que estos usuarios puedan disfrutar, con la misma facilidad con la que alquilan un vehículo para un desplazamiento urbano, de uno que permita desplazarse cientos de kms hasta otra ciudad donde guppy opere, pudiendo finalizar el alquiler en esta y conectando unos medios de transporte con otros o moviéndose con libertad en la ciudad de destino sin contaminar.

La filosofía corporativa de guppy implica que se defina como una iniciativa que va mucho más allá de la actividad económica que lo sustenta. Tiene una forma solidaria y comprometida de hacer las cosas y unos sólidos valores que sustentan la actividad. Por ello es importante la colaboración con entidades que vayan en la misma línea, y que no solo utilicen guppy para moverse sino para fomentar una vida más sostenible.

En línea con esto, se han hecho campañas de plantación de árboles en bosques de Asturias y Cantabria, recogida de alimentos para los más desfavorecidos o fomento del consumo responsable mediante el regalo de saldo para usar en guppy.

Además, desde guppy se ha querido ir más allá, creyendo que el coche compartido es una buena forma de que las empresas e instituciones ahorren en costes de renting, mantenimiento o combustible, y además fomenten, como parte de su responsabilidad social, el transporte no solo compartido sino 100% eléctrico y por tanto sostenible.

Para ello, se ha desarrollado una plataforma mediante la cual cada corporación puede gestionar la movilidad de sus empleados de forma integral y sencilla. Esta permite al gestor de la cuenta acceder de una manera directa a datos relacionados con los alquileres de vehículos, usuarios vinculados, facturación, bonos adquiridos, situación de los vehículos en tiempo real, distancia recorrida y cantidad de CO2 no emitido a la atmósfera.

Actualmente hay más de 175 empresas registradas en guppy, y una media de 25 que lo usan diariamente de lunes a viernes, o bien para asistir al trabajo o para sus propias visitas o desplazamientos en horario laboral.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad